La violación y la muerte de Gaby Díaz no quedarán impunes

►   Noticia relacionada: Fiscalía no da tregua al femicidio ni a la violencia contra la mujer

Riobamba, 22 de noviembre del 2014.- Cuando Gabriela le reveló a su madre el ultraje del que fuera víctima le pidió que denuncie el hecho. Reiteró con énfasis “mañana no quiero que les pase lo mismo a mis amigas”.

Quienes la habrían violado, el 13 de abril del 2013, serían excompañeros de colegio, cuenta Jannet Cañizares, madre de Gabriela Díaz.

Aún más, ella no sería la única víctima. De acuerdo con las investigaciones de la Fiscalía, existirían más afectadas.

Según el relato de las afectadas, las seducían con engaños y luego, utilizando bebidas alcohólicas combinadas con sustancias psicotrópicas, Fausto S. e Iván R. hacían que las víctimas (todas  jóvenes) pierdan el conocimiento y abusaban sexualmente de ellas.

En las investigaciones se descubrió que ese era el modo de actuar de los involucrados y que era una constante que se repitió en los casos de Gabriela Díaz, E.S. y K.T.

Esa traumática experiencia que sufrió Gaby la sumió en una aguda depresión, que la condujo al suicidio. Antes de esa fatal decisión, la joven dejó un pedido a su madre.

A Jannet Cañizares le invade la nostalgia cuando habla sobre la carta que le había escrito su hija. Mientras enciende un par de velas junto a un altar que improvisó para su hija en su casa, en el centro de Riobamba, recuerda una frase: “Mami te amo mucho. Has que paguen los que me obligaron a hacer esto…”. 

Aquello impulsó a Cañizares a insistir más ante las autoridades de justicia para que se acelere el proceso judicial, que se había iniciado el 1 de mayo del 2014 en contra de Fausto S. e Iván R. Ellos son procesados como los presuntos autores de la violación de su hija.

La detención de dos procesados

El 2 de mayo del 2014 se realizaron cinco allanamientos simultáneos en Quito, Cuenca y Riobamba. En los domicilios de Fausto S. e Iván R. se decomisaron computadoras laptops, dos memorias, chips, teléfonos celulares, discos compactos, sustancias estupefacientes, medicinas y una libreta de apuntes personales. Estas evidencias se sumaron a la investigación.

Según las investigaciones de Fiscalía, las fotografías encontradas fueron las que más delataron a los involucrados. Pues permiten identificar los rostros de las víctimas, quienes aparecen en estado de inconciencia, sometidas a violencia y perversidad sexual. 

Además dieron fuerza al dictamen acusatorio de la Fiscalía y a su vez, permitieron sustentar, entre otras, las razones para que la Corte llame a juicio a los dos procesados.

En el proceso se incluyeron las versiones testimoniales de más adolescentes que también habrían sido agredidas sexualmente por los inculpados. 

Otras víctimas de violación

K.T. y E.S. son otras dos víctimas. De la primera, el proceso se prescribió y de la segunda, se espera el llamado a juicio de los mismos inculpados en el caso de Gaby Díaz.

La Fiscalía de Chimborazo conoció la denuncia por el primer caso el 24 de abril del 2014. La defensa solicitó “prescripción” de la investigación, argumentando que trascurrieron más de dos años y porque los acusados eran menores de edad cuando ocurrió el hecho. La petición fue aceptada por el juez de turno.

En cambio, E.S. sería víctima de una tentativa de violación el 8 agosto del 2013. Por este caso, en la audiencia preparatoria de juicio del 19 de septiembre del 2014, el juez Marcelo Alarcón, de la Unidad Judicial Penal de Riobamba, llamó a juicio a Fausto S. e Iván R.

Aparte de estos tres casos, la Fiscalía receptó nuevas denuncias contra estas dos personas y están en conocimiento de la Unidad Especializada de Delitos Sexuales de la Fiscalía de Chimborazo.

    

    

    

    

      

Campaña ciudadana por Gaby y las otras víctimas

El caso de Gaby Díaz despertó la indignación de los ciudadanos riobambeños y del país en general. Con marchas y a través de las redes sociales se impulsa una campaña que demanda justicia.

‘Ni una mujer más, justicia para Gaby’ y ‘Ya no más violencia contra las mujeres’ son los lemas del grupo Mujeres Libres de Violencia, que lidera la cruzada en favor de Gaby.   

El pasado 11 de noviembre, mientras se esperaba la instalación de la audiencia en Riobamba, María Díaz, familiar de Gabriela, aseguró además de tener consecuencias graves para las mujeres, la violencia también impacta a su familia y a la comunidad en general.

María consideró que existe la necesidad de emprender acciones para prevenir y abordar la violencia contra las mujeres. “Por el caso de Gaby buscamos justicia. Que los responsables sean castigados”.

Pues el objetivo de esta campaña es evitar que este delito no quede en la impunidad. “Esta reacción ciudadana ha servido para concienciar a la colectividad sobre el respeto a la equidad de género”, afirma Jannet Cañizares.

Y la respuesta de la comunidad fue inmediata, ya que, por ejemplo, en la página creada a favor de Gaby en la red social de Facebook se ha subido una serie de fotografías con leyendas alusivas al tema y con mensajes de respaldo.

El Dato

Según la Unidad de Información Criminológica de la Fiscalía General del Estado, entre enero y junio del 2014, la Fiscalía investigó 39 casos de violación en la provincia de Chimborazo.