A un año fue sentenciado un ciudadano extranjero por vender pepinos de mar en Quito

 

pepinos de mar 2

Está prohibida la pesca de pepino de mar en la Reserva Marina de Galápagos para su protección.

 

Quito, 15 de marzo del 2017.- Por las pruebas que presentó la Fiscalía, Wang R. fue sentenciado a un año de privación de la libertad por delito contra la flora y fauna silvestre, tras haberse encontrado en su local comercial 485 pepinos de mar, especie que se encuentra en peligro de extinción.

Durante la audiencia de juzgamiento por procedimiento directo se desarrolló  el lunes  13 de marzo, la fiscal Silvana Garrido Pazmiño expuso que se conoció del hecho por información reservada, que había referido que se expendían pepinos de mar en un local de comidas ubicado por la avenida 12 de Octubre, centro norte de Quito.

La Fiscalía presentó como pruebas, los testimonios de dos agentes que participaron en el allanamiento y quienes comprobaron que se trataban de  pepinos de mar.

Uno de los argumentos de la Fiscalía fue que los pepinos de mar se encuentran en veda (medida prohíbe la captura, oferta y comercio para su reproducción y conservación de la especie) en la Reserva Marina de Galápagos. Además, que está dentro de la lista de especies protegidas de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), del cual Ecuador es suscriptor, con la misión de asegurar que la flora y fauna no se explote para lograr su conservación.

Datos:

El Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su artículo  247, tipifica los delitos contra la flora y fauna silvestre y sanciona con penas que van de uno a tres años.