Fiscalía General del Estado ¡Impunidad, nunca más!

"Con investigación de construcciones no buscamos culpables, sino crear conciencia”, dice Fiscal General


Galo Chiriboga Zambrano,  fiscal General, insta a los alcaldes de Manabí y Esmeraldas a trabajar en correlacionadamente con organismos de control.

Montecristi, 4 de octubre del 2016.- Edificaciones de menor altura, tipo de cimentación coherente con el tipo de suelo y una responsabilidad compartida con los organismos de control, son algunas de las conclusiones presentadas durante la entrega de resultados de las investigaciones a las construcciones afectadas por el terremoto del 16 de abril de 2016.

El acto se desarrolló en Ciudad Alfaro-Montecristi y fue organizado por la Fiscalía General del Estado en coordinación con la Secretaría Técnica del Comité de Reconstrucción y Reactivación Productividad. Contó con la presencia de los alcaldes de los cantones de Esmeraldas y Manabí.

Una de las principales acciones impulsadas por la Fiscalía General del Estado, tras los hechos del 16 de abril, tiene que ver con la apertura de un proceso de investigación a las edificaciones colapsadas. 

Por ello, hasta el momento hay 97 indagaciones, con la ayuda de expertos se analizaron varios inmuebles.

Galo Chiriboga Zambrano, fiscal General, insistió en que esta investigación no tiene como objetivo buscar culpables. 

El propósito es generar conciencia en los gobiernos seccionales  y en la ciudadanía en general para construir bajo las normativas vigentes y así minimizar los riesgos ante posibles desastres naturales.


Guillermo Irigoyen, ingeniero estructural, socializa los resultados del análisis de edificaciones afectadas por el terremoto del 16 de abril.

En este contexto, el Fiscal General indicó que las edificaciones analizadas responden a dos criterios básicos: construcciones en las que se han presentado mayor número de víctimas mortales y las de importancia relevante.

Los cantones de Portoviejo, Manta, Pedernales, Jama, San Vicente y Canoa son parte de la muestra de construcciones investigadas. En estas zonas se practicaron análisis geotécnicos, estructurales, tipos de suelo, resistencia, entre otros.

Guillermo Irigoyen, perito de la Fiscalía que realizó la evaluación estructural de las edificaciones, señaló que “en ciertos sectores de la costa el tipo de suelo es determinante, ya que si estos poseen altos niveles de absorción de agua, hace que las edificaciones sean más vulnerables".

Adicionalmente, entre los principales hallazgos se constató el uso de arena de mar y varilla lisa, materiales que no permiten una adecuada adherencia del hormigón. Irigoyen también dijo que la arena de mar, debido a su alto nivel de salinidad aumenta la corrosión del hierro.

Galo Chiriboga insistió en que la Fiscalía lo que busca es cooperar con los distintos organismos de control para promover una aplicación adecuada de la normativa ecuatoriana de la construcción.