Testigos sustentaron teoría de la Fiscalía en audiencia de juicio por adopción ilegal en Cuenca

 

complejo judicial cuenca

La audiencia de juicio se desarrolló en la sala 209 del Complejo Judicial de Cuenca.

 

Cuenca, 19 de abril de 2017.- La fiscal Rocío Polo presentó los testimonios de 11 personas durante el primer día de la audiencia de juicio en contra de Narcisa H., Juan T. y Cristian T., acusados por el delito de adopción ilegal de una niña recién nacida, ocurrido en Cuenca.

Esta diligencia inició la mañana del martes 18 de abril en el Complejo Judicial de Cuenca, ante los jueces Guido Naranjo (ponente), César Pesantez y Cayo Cabrera.

En la presentación de la teoría del caso, la fiscal Polo expuso que el 13 de octubre del 2015, Narcisa H. habría secuestrado a la niña de ocho días de nacida en el domicilio de la madre, ubicado en el barrio Buenavista, en Cuenca.

Para cometer el delito le habría dado a la madre agua y dos pastillas, indicándole que eran para aliviar el dolor de las heridas del parto, pero en realidad el objetivo era provocarle malestar y sueño.

Cuando la madre despertó, su hija ya no estaba a su lado. Ella habría sido llevada por Narcisa H., quien días antes se ganó su confianza diciéndole que años atrás había sido amiga de su mamá fallecida.

Posterior al secuestro, la niña fue entregada a una pareja de esposos, a quienes se les habría indicado que era una bebé abandonada.

Según las investigaciones de la Fiscalía, Narcisa H. y Juan T. aparentaron ser representantes de un orfanato donde supuestamente habían niños abandonados, y ofrecieron a la pareja darles en adopción a una niña, a cambio de una donación. Para ello la pareja les pagó 5.900 dólares.

Luego de pedirles los documentos para la supuesta adopción, citaron a la pareja en el Registro Civil en Cuenca, en donde el 18 de septiembre del 2015 se tramitó el certificado de inscripción de la niña, incluso antes de su nacimiento.

Allí indicaron que la supuesta madre dio a luz en su domicilio, para lo cual Narcisa H. testificó ser la partera, mientras que Cristian T. sirvió como testigo del supuesto nacimiento.

La niña fue rescatada en noviembre del 2015, durante un operativo efectuado en Azogues y Déleg, cantones de Cañar. Allí fueron detenidos la pareja de esposos, contra quienes la Fiscalía formuló cargos pero se abstuvo de acusarles en la audiencia preparatoria de juicio.

En el primer día de la audiencia de juicio, la fiscal Polo presentó seis pruebas documentales y anunció la comparecencia de 17 testigos, de ellos dieron su testimonio la mamá y el abuelo de la niña, los padres adoptivos, dos vecinas de la madre de la bebé, una funcionaria del Registro Civil y agentes de policía que investigaron el caso.

Los jueces suspendieron la audiencia y anunciaron que se reinstalará el martes 25 de abril del 2017, a las 08:30.

 

Dato:

El artículo 107 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) sanciona el delito de adopción ilegal con pena privativa de libertad de 10 a 13 años.