Fiscalía General del Estado ¡Impunidad, nunca más!

Gestión de la Fiscalía General del Estado frente al terremoto de Manabí y Esmeraldas

fotoSubir

Fiscalía junto a los afectados por el terremoto (Foto Archivo 2016)

Quito, 16 de abril de 2017.- Al conmemorarse un año del  terremoto de 7,8 grados, la Fiscalía General del Estado rinde homenaje a las 671 víctimas mortales y saluda a las 8.690 personas de Manabí y Esmeraldas que a pesar de que lo perdieron todo, no se han rendido. En este año, la institución ha trabajado para contribuir progresivamente al mejoramiento de las construcciones en el Ecuador.

El papel de esta entidad, a horas de fenómeno natural, fue dar aquel abrazo solidario que los manabitas y esmeraldeños necesitaban para sobrellevar momentos de angustia y desesperanza por la pérdida de familiares y viviendas.

Con un amplio equipo de especialistas en psicología, se desplazó a Manabí y Esmeraldas para trabajar en la identificación de los cuerpos, posterior entrega y remoción de escombros, respetando el dolor de los deudos y garantizando la estabilidad emocional de todas las personas que concurrieron hacia la zona del desastre, para fortalecer ese brazo solidario que durante la emergencia lo conformamos todos los ecuatorianos y las institucionales del Estado.

Tras el terremoto, la Fiscalía General del Estado impulsó dos estudios técnicos en la zona de desastre, asistiendo con peritos expertos en infraestructura para recolectar y analizar muestras de las 93 edificaciones colapsadas de Manta, Portoviejo, Pedernales, San Vicente, Canoa y Jama, en donde hubo víctimas mortales.

 El estudio geotécnico permitió saber las características del suelo y su resistencia mecánica sobre el cual fue edificado el inmueble, mientras que el estudio estructural permitió recabar información y elementos referentes al tipo de construcción y materiales utilizados, especialmente, de columnas, vigas y losas.

El acopio de la información catastral de las zonas “Cero" estuvo a cargo de un equipo de la Fiscalía conformado por un agente fiscal, secretario de fiscal, un experto en estructuras y del área de criminalística para identificar, levantar, rotular e ingresar las muestras en la cadena de custodia. La transportación y depósito se lo hizo en sitios de acopio temporal, garantizando el irrestricto cuidado las evidencias materiales de los edificios.

Los estudios arrojaron indicios de mala práctica constructiva y concepciones técnicas equivocadas en cada una de las edificaciones que formaron parte de las muestras. En las construcciones se utilizaron materiales que impiden que el hormigón se adhiera, como arena de mar y varillas lisas, en algunos casos con más pisos de lo previsto en el diseño inicial, además muchos de esos inmuebles fueron levantados en terrenos saturados de agua, con fallas geológicas y desplazamientos de tierra.

La Fiscalía General del Estado, liderada por su fiscal general Galo Chiriboga Zambrano, ha puesto en consideración de los municipios, profesionales del ramo y de la ciudadanía en general, varias recomendaciones que invitan a reflexionar sobre los tipos de construcción vigentes y la necesidad de trabajar en el mejoramiento de la práctica constructiva sismo resistente en el Ecuador.