Especiales FGE

Resultados del análisis de ADN permiten ubicar a una persona desaparecida

Quito, 15 de agosto 2014.-Enrique Witt fue declarado desaparecido en mayo del 2011. Hasta que el análisis molecular de ADN y el cotejamiento respectivo impulsados por la  permitieron confirmar que los restos encontrados el 11 de octubre de ese mismo año corresponden a esa persona.

Aquello se confirmó con el informe remitido por el Departamento de Criminalística Grupo Genética de la Fiscalía de la Nación de Colombia, a donde fueron enviados las muestras de ADN extraídas de las osamentas y de un familiar de Witt.

Dichas osamentas fue encontradas en una quebrada del Comité del Pueblo, norte de Quito, el 11 de octubre del 2011. El ADN de estas osamentas fueron comparadas con las de su padre, que fueron exhumadas para la diligencias. Luego del cotejamiento se llegó a la conclusión de que comparten rasgos genéticos en un 99.99%.

Según la denuncia presentada por sus familiares, Witt, de 50 años, se desapareció  cuando se encontraba junto con un familiar en el parque Santa Clara, centro-norte de Quito. La información proporcionada por los familiares, él padecía de esquizofrenia.

El estado en que se encontraron las osamentas de Witt no permitieron determinar las causas de su muerte.

De acuerdo con el informe de Criminalística de la Fiscalía colombiana, en la osamenta se encontraron callosidades, presuntamente, producto de lesiones sufridas por el desaparecido. Ese fue el indicio para que su hermana Rosa Witt insistiera en que se hagan el cotejamiento de ADN.

Dato:

Según datos de la Fiscalía, desde enero del 2013 hasta mayo del 2014 se han registrado 11.300 denuncias sobre desapariciones a escala nacional. 1.400 están en proceso de investigación.